gnosis
 
  >> INICIO
  >> GNOSIS
  >> PARA LOS NUEVOS
  >> ENSEÑANZAS SELECTAS
  >> PRACTICAS
  >> ORACIONES & PLEGARIAS
  >> MANTRAMS
  >> ESPECIALES
  >> SEXOLOGIA GNOSTICA
  >> FRASES & CITAS
  >> REFLEXIONES
  >> CONFERENCIAS
  >> LIBROS
  >> V.M. SAMAEL AUN WEOR
  >> REVISTAS GNOSTICAS
  >> CURSOS POR EMAIL
  >> LISTA DE CORREOS
  >> LINKS
  >> CONTACTENOS

cursos_gnosis_hoy
gnosis_en_facebook
gnosis_en_twitter
gnosis_english_now

 


 
SU VIDA ES SU ENSEÑANZA


 

 


Existe una ciencia llamada Budologia, el estudio de la vida de Buda. Como persona histórica, Buda nació en Kapilavastu, cerca de la actual frontera entre India y Nepal; se caso, tuvo un hijo, abandono su casa, practico muchos tipos de meditación; se ilumino y compartió la enseñanza hasta que murió a la edad de ochenta años.
Pero también esta el Buda viviente, el Buda de la realidad esencial, el que trasciende todas las ideas y nociones y que nos es asequible a todas las horas. El Buda viviente no nació en Kapilavastru ni tampoco murió en Kushinagar.

La Cristología es el estudio de la vida de Cristo. Cuando hablamos sobre Cristo, también debemos saber si nos referimos al Jesús histórico o al Jesús viviente. El Jesús histórico nació en Belén, hijo de un carpintero, viajo lejos de su tierra, se convirtió en maestro y fue crucificado a los treinta y tres años.
El Jesús viviente es el hijo de Dios que resucito y que continua vivo. En el cristianismo hay que creer en la resurrección o no se es considerado cristiano. Temo que este criterio desanime a algunas personas para mirar en la vida de Jesús.
Es una pena, porque podemos apreciar a Jesucristo como puerta de entrada histórica y como puerta de entrada esencial.

Cuando miramos y entramos profundamente en contacto con la vida y la enseñanza de Jesús, podemos penetrar la realidad de Dios. Amor, comprensión, valor y aceptación son expresiones de la vida de Jesús. Dios se nos dio a conocer a través de Jesucristo. Con el Espíritu Santo y el Reino de Dios en su interior, Jesús llego a la gente de su tiempo. Hablo con prostitutas y recaudadores de impuestos y tuvo el valor de hacer lo que era necesario para sanar a su sociedad.
Como hijo de Maria y José, Jesús es el Hijo de la Mujer y del Hombre. Como alguien animado por la energía del Espíritu Santo, es el Hijo de Dios. El hecho de que Jesús sea tanto el Hijo del hombre como el Hijo de Dios no resulta difícil de aceptar por parte de un budista.
Podemos ver la naturaleza de la no dualidad en Dios Hijo y en Dios Padre, porque sin Dios Padre en su interior, el Hijo nunca podría ser. Pero en el cristianismo, Jesús es normalmente considerado como el único hijo de Dios.

Creo que es importante mirar profundamente en cada acto y en cada enseñanza de Jesús durante su vida y utilizarlo como modelo en nuestra propia practica. Jesús vivió exactamente como enseño, así que estudiar la vida de Jesús resulta fundamental para comprender su enseñanza. Para mi, la vida de Jesús, es su enseñanza mas básica, mas importante incluso que la fe en la resurrección o la fe en la eternidad.


Thich Nhat Hanh

| VOLVER AL MENU REFLEXIONES |