gnosis
 
  >> INICIO
  >> GNOSIS
  >> PARA LOS NUEVOS
  >> ENSEÑANZAS SELECTAS
  >> PRACTICAS
  >> ORACIONES & PLEGARIAS
  >> MANTRAMS
  >> ESPECIALES
  >> SEXOLOGIA GNOSTICA
  >> FRASES & CITAS
  >> REFLEXIONES
  >> CONFERENCIAS
  >> LIBROS
  >> V.M. SAMAEL AUN WEOR
  >> REVISTAS GNOSTICAS
  >> CURSOS POR EMAIL
  >> LISTA DE CORREOS
  >> LINKS
  >> CONTACTENOS

cursos_gnosis_hoy
gnosis_en_facebook
gnosis_en_twitter
gnosis_english_now

 


 
CONDICIONES FAVORABLES

 

 

El pensamiento y la acción deben marchar totalmente unidos. La cristalización de un proyecto sólo es posible cuando las circunstancias son favorables. Aprenda Usted a determinar circunstancias favorables para su negocio. Freud, el gran psicólogo, dijo que todo lo que el hombre hace en la vida tiene dos causas fundamentales: 1) El impulso sexual, 2) El deseo de ser grande. Todo ser humano se mueve bajo el impulso sexual. Todo el mundo quiere ser apreciado. A nadie le gusta verse despreciado. Si Usted quiere rodearse de buenas circunstancias para la cristalización de sus negocios, entonces reconozca las buenas cualidades de los demás. Estimule las buenas cualidades del prójimo, no humille a nadie, no desprecie a nadie. Es necesario dar alimento a cada cual en su trabajo, oficio o profesión. Por medio del aprecio y del aliento podemos despertar entusiasmo en todas aquellas personas que se relacionan con nosotros. Aprenda Usted a elogiar sabiamente a sus semejantes sin caer en la adulación. Las personas se sienten reconfortadas con el alimento de la estimación. Sea Usted caballeroso; no critique a nadie. Así formará el ambiente favorable para la cristalización de sus negocios. La apreciación sincera de los méritos del prójimo es uno de los grandes secretos del éxito.

Es necesario dejar la mala costumbre de estar hablando de nosotros mismos a cada instante. Es urgente emplear la palabra para fortalecer y alentar todas las buenas cualidades del prójimo.

El estudiante gnóstico debe dejar la pésima costumbre de estarse nombrando a sí mismo y de contar a cada instante su propia vida. El hombre o la mujer que sólo hablan de sí mismos, se vuelven insoportables. Personas así caen en la miseria porque la gente se cansa de ellos.

Jamás diga Usted "Yo". Diga siempre: "Nosotros". El término "nosotros" tiene más fuerza cósmica. El término "Yo" es egoísta y fastidia a todos aquellos que se ponen en contacto con nosotros. El Yo es egoísta. El Yo debe ser disuelto. El Yo es creador de conflictos y problemas. Repita Usted siempre: nosotros, nosotros, nosotros…

Todas las mañanas, antes de levantarse, diga con fuerza y energía; "Nosotros somos fuertes. Nosotros somos ricos. Nosotros estamos llenos de suerte y armonía. OM, OM, OM". Rece esta sencilla plegaria y verá que tendrá éxito en todo. Ponga gran devoción en esta plegaria. Ponga fe.

Del libro: Introducción a la Gnosis del V.M. Samael Aun Weor.

 

Una iniciativa del Instituto Cultural Quetzalcoatl.-

 



| VOLVER A PRACTICAS |