gnosis
 
  >> INICIO
  >> GNOSIS
  >> PARA LOS NUEVOS
  >> ENSEÑANZAS SELECTAS
  >> PRACTICAS
  >> ORACIONES & PLEGARIAS
  >> MANTRAMS
  >> ESPECIALES
  >> SEXOLOGIA GNOSTICA
  >> FRASES & CITAS
  >> REFLEXIONES
  >> CONFERENCIAS
  >> LIBROS
  >> V.M. SAMAEL AUN WEOR
  >> REVISTAS GNOSTICAS
  >> CURSOS POR EMAIL
  >> LISTA DE CORREOS
  >> LINKS
  >> CONTACTENOS

cursos_gnosis_hoy
gnosis_en_facebook
gnosis_en_twitter
gnosis_english_now

 


 
IMAGINACION Y FANTASIA


 

 

Hay que aprender, por experiencia propia, a hacer diferenciación entre las imágenes que son recibidas y las imágenes que consciente o inconscientemente creamos y proyectamos.

Hay que hacer diferencia entre las imágenes propias y las imágenes que vienen a nosotros.

La imaginación tiene dos polos: uno receptor y otro proyector. Una cosa es recibir una imagen, y otra cosa es proyectar una imagen creada por nuestro entendimiento.

El polo contrario de la imaginación, es lo imaginario. La imaginación es clarividencia.

Lo imaginario son las imágenes absurdas creadas por una mente llena de aberraciones.

Los instructores no solamente deben entregar prácticas a los discípulos para el despertar del chacra frontal, sino también deben enseñarles a manejar la clarividencia.

La clarividencia es la imaginación cuyo chacra reside en el entrecejo. La imaginación es el traslúcido; para el sabio, imaginar es ver.

La era de la razón se inició con Aristóteles; llegó a su culminación con Emmanuel Kant, y termina ahora con el nacimiento de la mueva era Acuaria. La nueva era Acuaria será la era de la humanidad intuitiva.

Tenemos que aprender a hacer diferencia entre lo que es crear una imagen con el entendimiento, y lo que es captar una imagen que flota en los mundos suprasensibles."

La clarividencia es la imaginación. La clarividencia es la flor más bella, más sencilla y más pura de la espiritualidad. Cuando reconquistamos la infancia perdida, entonces todas las imágenes que vienen a nuestra imaginación van acompañadas de vivísimos colores astrales.

El intelectual que desprecia la imaginación, comete un gravísimo absurdo, porque todo lo que existe en la naturaleza es hijo de la imaginación. El artista que pinta un cuadro es un gran clarividente. Uno se queda anonadado ante el "Cristo" de Leonardo de Vinci, o ante la "Madona" de Miguel Angel. El artista percibe con su imaginación (clarividencia) sublimes imágenes, que luego pasa a sus acuarelas o a sus esculturas.

Cuando la diosa madre del mundo, quiere entregarle a los hombres algún juguete para que se diviertan, entonces lo deposita en la imaginación de los inventores. Así tenemos: la radio, el avión, los automóviles, etc.

Las imágenes tenebrosas de los mundos sumergidos cuando son captadas por los científicos, se convierten en cañones, ametralladoras, bombas, etc.

Así pues, la imaginación pertenece a todos los Mundos de Conciencia Universal, y la Clarividencia es precisamente la misma imaginación, susceptible de desarrollo, evolución y progreso, dentro de la Rosa Ignea del Universo.

Del libro "Rosa Ígnea"

 


| VOLVER AL MENU ENSEÑANZAS |